Facebooktwittergoogle_plusmail

Descripción

La maqueta, que se encuentra sobre el Boulevard Bahía dentro de una construcción de madera estilo colonial inglés, transporta a los visitantes a los orígenes de Chetumal en el Siglo XX, cuando recibía aún el nombre de Payo Obispo y era una pequeña población formada por casas de madera de colores vivos y estilo caribeño, con calles de terracería y aljibes en cada casa.

Esta maqueta es obra de Luis Reinhardt Mc-Liberty, quien durante los festejos del cincuenta aniversario (1986) de la reincorporación de Quintana Roo como territorio federal, propuso la idea de reconstruir a escala la antigua población de Payo Obispo, de acuerdo a los recuerdos que guardaba su memoria.

Un conjunto de 32 manzanas conforman el antiguo puerto de Payo Obispo. En cada esquina de las calles se pueden leer las nomenclaturas con sus nombres originales: 5 de mayo, 16 de septiembre, Miguel Hidalgo, Reforma, 5 de junio, 2 de abril, Juárez, Independencia, 22 de enero, 22 de marzo, Othón P. Blanco, Ébano e Ignacio Zaragoza, marcando con esta última calle lo que fuera el límite de la ciudad.

Se aprecian algunos edificios históricos como el Palacio de Gobierno de estilo colonial inglés de tres niveles; también se hallan la Casa de Gobierno y la torre de telégrafos instalada en 1904 así como el cuartel de los soldados de caballería, el antiguo Parque Hidalgo y el edificio de la Aduana fronteriza. En la maqueta también se representa al histórico Pontón Chetumal. Aparecen en la escena los muelles fiscal y militar y una escuela primaria que fue la primera de educación gratuita tras aprobarla el Estado mexicano en 1927.

Esta representación a escala de la vida de los pobladores, muestra la antigua ciudad de Payo Obispo, con sus barcos, casas, calles, árboles, parques, letrinas, gallinas y curvatos.

El curvato, concebido para almacenar el agua-lluvia que se destina al consumo doméstico, es un tonel de madera al que desciende un canalón de zinc desde una techumbre de dos aguas, de tonalidades terracota. Se usaba porque casi no había pozos, y, tras largas décadas, aún sobreviven en algunos traspatios y recuerdos.

Parte fundamental de esta maqueta son las viviendas, que hace más de un siglo eran elaboradas con pinos y caobas. Travesaños y columnas se construyen con jabín, machiche y zapote. Los pisos, fabricados también con caobas, se elevan a un metro del suelo para defender a estas casas contra la humedad y los animales. Los techos son de láminas de zinc traídas desde Gran Bretaña.

Cabe mencionar que, la primera imagen arquitectónica que caracterizó a Chetumal es análoga a la de países caribeños colonizados por los ingleses como Belice, Barbados y Jamaica. Se trata de un estilo donde se mezclan influencias británicas, españolas e indígenas; esta última visible en el uso de la madera.

Los rasgos hispánicos están, sobre todo, en los corredores: concebidos para proteger a los habitantes del sol. Lo inglés, en su versión caribeña, aparece en esos muros machihembrados, los áticos, los barandales, los frisos, las crestas, los guardamalletas, las celosías, los canalones y los curvatos que ya son símbolos de Chetumal.

Dirección
22 de enero entre Av. Miguel Hidalgo y Av. Reforma, sobre el Boulevard Bahía.
Entrada gratuita.

(Visited 941 times, 1 visits today)

Galerías

Galería Maqueta del Payo Obispo



Ubicación