¿Qué es la necrofilia? Características y tratamiento

 ¿Qué es la necrofilia? Características y tratamiento

Tom Cross

¿Ha oído hablar alguna vez de una conducta (que, si se consuma, también es delito) llamada necrofilia? La necrofilia es una conducta sexual que hace que una persona se sienta excitada sexualmente por el contacto con un cadáver, es decir, con una persona muerta.

Es importante subrayar que no se trata, de ninguna manera, de sexo, porque el sexo depende de una relación consentida entre las partes. Para entender cómo se desarrolla este comportamiento y cómo es posible tratarlo, ¡hemos preparado este artículo! Compruébalo y, si te identificas o conoces a alguien con este comportamiento, busca ayuda psicológica y psiquiátrica, ¡porque tiene cura!

Cuando una persona fallece, sus familiares o allegados deben decidir qué se hará con ese cuerpo que una vez vivió. Algunos optan por el entierro, otros por la incineración. Es el ciclo natural de la vida, porque un cuerpo sin vida ya no forma parte de la sociedad.

Sin embargo, puede conservarse en un ataúd para que lo visiten sus seres queridos, o puede convertirse en cenizas que se guardarán o esparcirán en un lugar simbólico.

Lo que no puede ocurrir con el cuerpo de alguien que ya ha fallecido es una relación sexual. Además de ser incapaz de reaccionar a cualquier estímulo, el estado de descomposición de la materia orgánica puede traer consecuencias negativas para quien desee este tipo de contacto.

Además, una relación de este tipo sólo puede darse cuando existe el consentimiento de las personas implicadas, lo que es imposible si una de ellas ya ha fallecido. A pesar de ello, hay personas que practican la necrofilia, faltando al respeto a cuerpos que una vez vivieron y provocando riesgos para ellos mismos y para quienes conviven con ellos.

¿Qué es la necrofilia?

Lorraine Steriopol / Unsplash

En términos sencillos, la necrofilia es la sensación de excitación provocada por el contacto visual o físico con un cadáver. El nombre procede del griego "nekrós", muerto, y "filía", amor, y esta práctica existe desde la antigüedad.

Todavía puede presentarse de tres formas distintas: común (una persona mantiene relaciones sexuales con un cadáver), homicida (una persona asesina a alguien para mantener relaciones sexuales con el fallecido) y fantaseada (cuando el acto sexual no se consuma, pero la persona se siente excitada al imaginar que la relación se produce).

¿Qué es un necrófilo?

Un necrófilo es alguien que siente deseo sexual por los cadáveres. Puede o no tener relaciones sexuales con uno, dependiendo del tipo de necrofilia, pero seguirá sintiendo atracción por un cuerpo en ese estado, en descomposición.

Es importante destacar que un necrófilo sufre un trastorno mental, y debe ser tratado como tal. Es necesario analizar cada caso para entender qué ha llevado a esta persona a desarrollar este deseo morboso, y las causas son numerosas. Traumas infantiles o algún problema sexual no resuelto pueden haber precedido a este tipo de comportamiento.

Ver también: Soñar con un murciélago

¿Cómo afecta la necrofilia a la vida del individuo?

La necrofilia no es sólo un trastorno mental, sino también un problema que puede acarrear graves consecuencias para la salud física de un individuo y de quienes conviven con él. Cuando un cadáver entra en estado de descomposición, las bacterias, los hongos y los virus se manifiestan con mayor intensidad, aunque la persona fallecida haya sido sometida a una serie de medidas higiénicas.

Las bacterias del grupo de los coliformes y el Staphylococcus aureus son las más presentes en los cadáveres, y pueden causar enfermedades como conjuntivitis y neumonía. Entrar en contacto con ellas, incluso un simple beso a un difunto, puede ser peligroso, por lo que en los velatorios hay que evitar tocar a los fallecidos, y si se hace, higienizarse las manos después.

Hailey Kean / Unsplash

H1N1, tuberculosis, rabia, hepatitis B y C y VIH son algunos de los virus que resisten algún tiempo en un organismo fallecido. Estas enfermedades presentan un alto riesgo de contagio y, una vez contraídas por alguien que practica la necrofilia, es muy fácil transmitirlas a quienes conviven con esa persona.

También existe un agente infeccioso que puede permanecer en un cadáver hasta tres años. Se llama prión y es resistente a los métodos de esterilización adoptados por hospitales y funerarias. En contacto con el cuerpo de una persona viva, provoca la degeneración del sistema nervioso central y puede dar lugar a enfermedades como la demencia.

¿Qué dice la ley sobre la necrofilia?

La necrofilia es un delito.

Según el artículo 212 del Código Penal brasileño, "vilipendiar un cadáver o sus cenizas" se castiga con detención de uno a tres años, además del pago de una multa. ¿Qué es, pues, el vilipendio y por qué la necrofilia encaja en él?

"Vilipendiar", según nuestro Código Penal, es, entre otras acciones, "depreciar, despreciar, afrentar, ofender, injuriar o ultrajar" algo, en este caso, un cadáver, por lo que se considera delito sexual cualquier intento de acción sexual con una persona ya fallecida.

Además, el artículo 212 puede utilizarse como agravante para delitos en los que se produce un homicidio y luego un acto de necrofilia, es decir, cuando una persona asesina a otra y luego realiza un acto sexual con el cadáver.

Por eso es importante destacar que si te excita la idea de realizar acciones sexuales con un cadáver o conoces a alguien en esta situación, buscar ayuda médica y psicológica es fundamental no sólo para curarte de este trastorno, sino también para evitar cometer un acto delictivo.

Señales de que una persona es necrófila

Identificar a una persona necrófila es un proceso que requiere tiempo y que debe ser realizado por un profesional. Es importante no sólo reconocer que la persona padece este trastorno, sino también tratarla con las herramientas adecuadas. Sin embargo, existen algunos patrones que se pueden identificar en una persona necrófila.

La persona que padece este trastorno mental puede fantasear con relaciones sexuales en las que no hay consentimiento de la otra persona implicada, o puede sentir placer al pensar en cadáveres o estar cerca de ellos. Algunos pueden incluso sentir el deseo de infligirse dolor físico a sí mismos o a otros.

Si sientes alguno de los síntomas presentados anteriormente, busca ayuda psicológica. A lo largo de este texto descubrirás que es posible librarse de este trastorno y que puedes identificar qué es lo que te está haciendo sentir este tipo de deseo ¡Sigue leyendo y aprende más!

¿Se puede tratar la necrofilia?

La necrofilia es un trastorno mental como cualquier otro. Aunque las consecuencias de la consumación de los deseos de quienes padecen la enfermedad son alarmantes y chocantes, es posible investigar qué hay detrás y solucionar el problema. El tratamiento se llevará a cabo con terapia y, si es necesario, con la ingesta de fármacos específicos.

Ver también: Oración de San Valentín por el amor

También le puede interesar

  • Averigüe lo que necesita saber sobre la terapia.
  • Compruebe la relación entre la actividad física y la mejora del tratamiento de los trastornos mentales.
  • Donación de órganos: un acto que ayuda y salva vidas

Cada caso debe ser analizado por un profesional que conozca este trastorno y pueda aportar calidad de vida a quien lo padece. Una persona necrófila tiene una enfermedad que puede ser tratada, y tras ello podrá tener una vida sin problemas relacionados con el sexo.

¿Cómo denunciar los casos de necrofilia?

Si sospechas que una persona mantiene relaciones sexuales con un cadáver, o si estás seguro de que lo está haciendo, lo mejor que puedes hacer es presentar una denuncia contando a la policía todo lo que sabes. Puedes hacerlo de forma anónima, por teléfono 181. Tu identidad estará protegida y se investigará a la persona que has denunciado.

La necrofilia es una conducta que genera repulsión en la mayor parte de la sociedad, ya que ningún cuerpo debería ser violentado de esta manera, incluyendo aquellos que ya han fallecido. Sin embargo, es importante mostrar a las personas que padecen este trastorno que existe una manera de librarse de este problema y llevar una vida como cualquier otra. Comparte lo que has aprendido sobre el tema y busca siempremejore sus conocimientos

Tom Cross

Tom Cross es un escritor, bloguero y emprendedor que ha dedicado su vida a explorar el mundo y descubrir los secretos del autoconocimiento. Con años de experiencia viajando a todos los rincones del mundo, Tom ha desarrollado un profundo aprecio por la increíble diversidad de la experiencia humana, la cultura y la espiritualidad.En su blog, Blog I Without Borders, Tom comparte sus ideas y descubrimientos sobre las preguntas más fundamentales de la vida, incluyendo cómo encontrar un propósito y significado, cómo cultivar la paz interior y la felicidad, y cómo vivir una vida verdaderamente plena.Ya sea que esté escribiendo sobre sus experiencias en aldeas remotas de África, meditando en antiguos templos budistas en Asia o explorando investigaciones científicas de vanguardia sobre la mente y el cuerpo, la escritura de Tom siempre es atractiva, informativa y estimulante.Con una pasión por ayudar a otros a encontrar su propio camino hacia el autoconocimiento, el blog de Tom es una lectura obligada para cualquiera que busque profundizar su comprensión de sí mismo, su lugar en el mundo y las posibilidades que le esperan.