la-union

Recomendación| La Unión

Facebooktwittergoogle_plusmail

noviembre 13, 2015

Por: José Luis Santillán Bravo 

Sabemos muy bien que el sur de Quintana Roo es reconocido por la costa maya, sus playas, y sus lugares de relajación. Sin embargo, aún más al sur, en la frontera con Belice, se encuentra un pequeño pueblo que esconde aventura y emoción en cantidades impresionantes para toda la familia. Les hablamos de el poblado conocido como “La unión”.

La Unión es en pocas palabras, un tesoro escondido. Un destino que verdaderamente los dejará maravillados con los hermosos paisajes naturales que se aprecian incluso desde antes de llegar, en la carretera de camino. Bellos cerros, pastizales, vegetación, e incluso (si tienen suerte) algún arcoíris.

Una vez que hayan llegado a La Unión, las aventuras se esconden bajo cada piedra, detrás de cada árbol. Lo ideal para su visita a un poblado de aventura es siempre planificar bien sus actividades con anticipación o, de preferencia, contactar alguna tour-operadora que les pueda facilitar el acceso a equipo y rutas. Tres actividades principales se pueden realizar en La Unión: Ciclismo, kayak, y rapel; aunque también se puede nadar en algunas zonas y por supuesto, practicar la tirolesa.

Lo que le da a La Unión un gran plus sobre otros destinos en la zona es su maravillosa ubicación geográfica y la riqueza biológica que esta le proporciona. La condición fronteriza facilita demasiado a los visitantes el cruzar de manera rápida a la comunidad de “Blue Creek” en Belice, un pintoresco poblado de menonitas no tradicionales que ofrece un panorama extremadamente bello para una buena aventura en dos ruedas.

El río hondo, que rodea al pueblo, es ideal para tranquilos paseos en kayak. Las apacibles aguas de este cuerpo marítimo brindan una visión nueva de la selva maya, pues a lo largo del recorrido se pueden apreciar distintas especies de flora, monos aulladores, sapos, e incluso un ojo de agua, todo mientras se realiza un buen ejercicio de brazos.

Finalmente, lo que más llama la atención de esta comunidad es el conocido “Cenote del cocodrilo dorado”, un espectáculo visual indescriptible que se establece a las faldas de un cerro de aproximadamente 80 metros, por el cual se puede descender en rapel. Aquí, los paisajes verdes y vivos de la selva maya se combinan con la frescura de las alturas para brindar postales inigualables que forman el perfecto escenario de una aventura irrepetible.

En conclusión, La Unión tiene algo para todos, sea que busquen actividades de aventura, relajarse, o sólo admirar paisajes hermosos, no se arrepentirán de conocer esta sorprendente joya en la frontera del país.

(Visited 281 times, 1 visits today)